jueves, 15 de enero de 2009

Plegaria a la Noche


Maldita sea la noche, por que es ella la que me absorve en lo más oscuro, me aprieta el cuello y me lleva al desierto, mostrandome solo una via a seguir, riendose en mi cara porque la muy ludica sabe que yo ya recorrí ese camino una y mil veces.

Sin embargo prefiero rendirme, y ser el más cobarde de los cobardes, no volver a caminar por aquel sendero que en su concluir me trajo tanto dolor, mas tambien amor. Pero eso ya no es suficiente, es necesario asumir que el amor propio debe tomar lugar, aquel lugar del que fue exiliado por tanto tiempo.
En ultimo caso ya no lo haré por mi, por que al igual que yo, tu te mereces conquistar el mundo, aquel unico mundo, pero que los dos concebimos de la manera más opuesta que se pueda imaginar.

No hay comentarios: