jueves, 12 de marzo de 2009

Lo que dura el Día


Hoy por hoy aparece un Día, sin presentación y se instala. El dialogo se entabla y pareciera que a mi me agradara, mas no sé.

El Día no solo conversa sino que parece que también camina, y lo invito a dar una vuelta. Viste ropas de confusión al comienzo, pero luego se desabriga para estar más despierto. Al caminar seguimos conversando, le digo que ahora me agrada conocerlo y saber de los detalles de su rostro, le digo que tengo tanto tiempo para el que a veces realmente no lo tengo, y el sonríe y por supuesto comprende lo que digo............. Sin embargo una duda me pellizca el estomago.... ¿que pasara cuando tu mueras y me encuentre con otro Día y que por cierto será muy difícil que sea como tu??

TRISTE DESCONCERTADO!!!-me responde lanzando una gran carcajada- acaso no sabes que no se puede esperar nada de quien nace y muere en tan poco tiempo. Eres tu quien le enseña a caminar, eres tu quien le enseña a conversar,eres tu quien le enseña a llevar la ropa apropiada, y por supuesto eres tu quien le enseña a Amar. Y sobre todo esto ultimo preocupate de hacerlo bien, porque si fallas, fallaras con todo lo anterior.

No te preocupes noble y burlesco Día -le respondo- de lo ultimo puedes estar tranquilo, se hacerlo muy bien, aunque me hallan reprochado la manera, aunque nada grave por cierto. Yo amo todos los Días, incluso aquellos en que las cosas parecen truncarse, y con esto ellos repiten y aprenden.

Solo te quiero pedir una cosa Día que ya mueres, al momento de partir ora para que uno de tus descendientes reciba tanto amor y en la forma precisa y exacta, para que éste rebalsado, me lo entregue de regreso, en forma de suaves manos y sonrisa de mujer.

Adiós Claudio.....trataré
Adiós Día..... Q.E.P.D.

sábado, 7 de marzo de 2009

Bersuit Vergarabat “Vuelos”




Vos me estás mirando
y yo voy a caer.
Colgado en tu sien.
Vos me estás mirando
y yo voy a caer.



No me ves pero ahí voy
a buscar tu prisión
de llaves que sólo cierran.


No me ves pero ahí voy
a encontrar tu prisión.
Y la bruma rebota siempre hacia aquí,
espuma de miedo, viejo apagón.


Y la bruma rebota
siempre hacia aquí.



Sólo voy a volver,
siempre me vas a ver.
Y cuando regrese de este vuelo eterno.


Sólo verás en mí,
siempre a través de mi,
un paisaje de espanto así.



Y el nylon abrió sus alas por mí,
y ahora ves sólo viento.
Y el nylon abrió sus alas en mí.


Tu cara se borra, se tiñe de gris,
será una piedra sola.


Te desprendes de mí,
yo me quedo en vos.


Ya mis ojos son barro en la inundación,
que crece, decrece, aparece y se va.
Y mis ojos son barro en la inundación.