viernes, 8 de mayo de 2009

Tú, mujer.


Hoy escribiré de aquella que te puede robar el alma por ser tan mujer, mujer como no te imaginas.
Más mujer que cualquiera. Ella no es mas que fuerza y pasión que te envuelve y con su aroma el sentido de todo este mundo se pierde, así como al mirar en los ojos de la lujuria y la libertad que alguna vez dijeron que habría, y sin embargo, mi niña esa palabra es nula, escasa y torpe para definirte.
No hay quien te contenga, no hay suficientes labios, hombros, ni calor viril que te puedan compensar.
No hay ternura ni amor suficiente, porque al fin y al cabo eso eres, solo emoción que fluye, y que no se puede pensar, ni decir, ni mirar ni oler, ni caminar con ella, solo se siente, y en eso eres la reina, la mejor, definitivamente eres la mujer más mujer que he sentido.

………….tu ya sabes que esto va para ti.

No hay comentarios: