domingo, 28 de junio de 2009

Brisa de las 5:25

La casa es una vieja extraña, y sin embargo la compañía es sabia y oportuna.
Las horas han pasado, minuto tras minuto, segundo tras segundo, en un día que se transformó en noche y que pronto nuevamente se transformará en día.
Será este la nueva lucha, el nuevo comienzo que habrá que enfrentar, como siempre mirando a los ojos, ya con la mismisidad de antaño.
Solo queda una nueva cicatriz, un sueño divertido, y una anécdota quien sabe si próxima.
El botín será:
- muchas letras entremezcladas
- una pequeña arruga en el rostro
- una cana,
- muchas horas inconclusas
- una canción que nunca cantaré para nadie excepto para mi
- y sobre todo muchos recuerdos que olvidaré en la cajita de siempre, aquella en la que he metido los desconciertos, las malas estrategias, las vergüenzas, pero por sobre todo mis malas ilusiones.

No devuelvas la mirada hacia mi, pues seguramente yo ya no seré el mismo, olvida lo que fui, y solo ve lo que seré, olvida las palabras que te dije, más no lo que escribí.
No hay ganadores ni perdedores en esto, será solo el empate que nunca se espera, aquel con sabor a victoria y pérdida con fuerte sazón a amargura.

Y es que estas serán las últimas letras de esta madrugada, y de lo que viene después de ella. Lo siento mala persona, pero es la única manera de evitar tus desconciertos, y mi mal careto, esta vez prefiero elegir yo, y ya veras que al final del largo viaje, la mariposa será liberada de su muerte posible.


Al final "todos los finales son el mismo repetido", y sin embargo hoy puedo decir: gracias, por lo que eres, por lo que has sido, pero por sobre todo, por lo que fuiste.

martes, 23 de junio de 2009

Descubriendo


Las palabras fluyen, resuenan con una cadencia diferente. La música y la armonía son azarosas, distintas y especiales, con olor a cigarros y caminos después de la lluvia.

Solo me pierdo, y elijo perderme, en un sin final, vagabundo y errante. Y es que es esto la facinación que me emboba, solo no hay explicaciones, solo palabras, vida, encuentros, desencuentros anécdotas y tensión.

Ya no espero, solo siento. Miro el alejarse y el encontrarse, en un juego que inacaba, haciendo de la gélidas noches, una primavera surrealista, hermosa y entrañable.

Hoy vuelvo a sonreír, y aun con las pocas fuerzas, vuelvo a intentar ordenar el caos, y es que creo que no hay sueños que no se sueñen, ni besos que no se merezcan.

(bad person)

sábado, 20 de junio de 2009

La Canción Más Hermosa del Mundo (Joaquin Sabina)

Yo tenía un botón sin ojal, un gusano de seda,
medio par de zapatos de clown y un alma en almoneda,
una hispano olivetti con caries, un tren con retraso,
un carné del Atleti, una cara de culo de vaso,


un colegio de pago, un compás, una mesa camilla,
una nuez, o bocado de Adán, menos una costilla,
una bici diabética, un cúmulo, un cirro, un strato,
un camello del rey Baltasar, una gata sin gato,


mi Annie Hall, mi Gioconda, mi Wendy, las damas primero,
mi Cantinflas, mi Bola de Nieve, mis tres Mosqueteros,
mi Tintín, mi yo-yo, mi azulete, mi siete de copas,
el zaguán donde te desnudé sin quitarte la ropa.


Mi escondite, mi clave de sol, mi reloj de pulsera,
una lámpara de Alí Babá dentro de una chistera,
no sabía que la primavera duraba un segundo,
yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.
yo quería escribir la canción..



Les presento a mi abuelo bastardo, a mi esposa soltera,
al padrino que me apadrinó en la legión extranjera,
a mi hermano gemelo, patrón de la merca ambulante,
a Simbad el marino que tuvo un sobrino cantante,


al putón de mi prima Carlota y su perro salchicha,
a mi chupa de cota de mallas contra la desdicha,
mariposas que cazan en sueños los niños con granos
cuando sueñan que abrazan a Venus de Milo sin manos.


Me libré de los tontos por ciento, del cuento del bisnes,
dando clases en una academia de cantos de cisne,
con Simón de Cirene hice un tour por el monte Calvario,
¿qué harías tú si Adelita se fuera con un comisario?


Frente al cabo de poca esperanza arrié mi bandera,
si me pierdo de vista esperadme en la lista de espera,
heredé una botella de ron de un clochard moribundo,
olvidé la lección a la vuelta de un coma profundo.


Nunca pude cantar de un tirón


la canción de las babas del mar, del relámpago en vena,
de las lágrimas para llorar cuando valga la pena,
de la página encinta en el vientre de un bloc trotamundos,
de la gota de tinta en el himno de los iracundos.

Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.

viernes, 19 de junio de 2009

Esta Noche


No se si escribir, probablemente tengo miedo de mis palabras. No quiero lo obvio, siempre lo evito, el misterio es siempre lo apetecible, lo improbable, lo alejado, lo que dejo de mi en sendas exclusivas que nadie recorrerá por mi.

Sería mentira decir que me arrepiento de lo que soy, por que solo estaría diciendo una mentira incompleta, imprecisa.

Y es que la noche debilita los corazones, así como los ojos nos muestran aun en esta oscuridad, la brutal claridad que no quiero ver, y que solo hace imprescindible la necesidad de asumir la ceguera permanente, y de devorar la ignorancia hasta que el estomago reviente.

Esta noche quiero olvidarme de los colores de este site anticuado, y que por nostalgia he atesorado, espero a buscar la casa nueva, aunque como se sabe, ella es tan exclusiva de quien la merece, que la búsqueda tal vez termine por ser infructífera.

Esta noche, abandono el corazón, "lo cerraré por derribo", asumiré lo posible, y caminaré hacia el lecho perfecto, volviendo a la oscuridad primigenia..........................tal vez mañana sea otro día.

(seudonimo evidente)

Llueve Sobre Mojado (Joaquin Sabina - Fito Paez)


Hay una lagrima en fondo del río
de los desesperados,
Adán y Eva no se adaptan al frío,
llueve sobre mojado.


Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
ya no sabe a pecado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.

Al asesino de la cola del cine
el Padrino Dos le ha decepcionado,
los violadores huyen de los jardines,
llueve sobre mojado.


Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
sueños equivocados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.


Y después de llover,
un relámpago va
deshaciendo la oscuridad
con besos que antes de nacer,
morirán.


Ayer Julieta denunciaba a Romeo,
por malos tratos, en el juzgado,
Cuando se acuestan la razón y el deseo
llueve sobre mojado.


Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
cosas de enamorados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.


La ultima guerra fue con mando a distancia,
el dormitorio era un vagón de soldados,
por más que llueva y valga la redundancia,
llueve sobre mojado.


Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
uno y uno son demasiado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
lleve sobre mojado.


Y, al final, sale un sol
incapaz de curar
las heridas de la ciudad
y se acostumbra al corazón
a olvidar.


Dormir contigo es estar solo dos veces,
es la soledad al cuadrado,
todos los sábados son martes y trece,
todo el año llueve sobre mojado.


Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
cada cual por su lado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado...

Y...colorín colorado, este cuento se ha
terminado

miércoles, 17 de junio de 2009

La ola y el mar (o de la incoherencia)


Llueve, y lo precario de este lugar me recuerda la fragilidad que eres.
Con palabras a la distancia te siento, te reconozco y te percibo, te vuelvo a tocar y abrazar. Es entonces que reconozco que yo no soy, que no seré, que soy aspirante a lo que no hay, y es que con todo no es suficiente.

El error me inquieta, me demora y me enlentece, veo lo absurdo de este instante, de este devenir incoloro, y de mis lágrimas en sequedad.

Pretenderé hacer lo que no quiero, aunque, claro, quien sabe, quizás solo por travesura soltare todo, me alejaré dejando atrás lo arrastrado, lo prohibido y lo enjuiciado.

Reiré de mi sonrisa arrítmica y maldeciré la negra masa que aun tengo en el pecho, condenando a la muerte su obstinación.

Y es que en el fondo la confusión es contagiosa, y a ratos buena conversadora, aunque como se sabe, incoherente como ella sola.

(mala persona)

viernes, 5 de junio de 2009

Partir


Hoy me voy más allá de tus sueños. Parto hacia el destino desarmado e inconexo, ese que no se sostiene, ese que no hay que pensar, decir o hacer.
Sin embargo soy feliz, por que inicio con el imaginario que me llevará a recomenzar e innovar.
Olvidaré en la casa vieja la cruz de lo pesado y lo pasado.
Padeceré la amnesia voluntaria y la incoherencia será mi pareja estable, mi compañera en la eternidad.
¡Que importa el legado!, asumiré mi estancia como lo que es, simplemente la alteración en la brisa perenne.
Que liviano se hace todo esto, los pies aterrizan en la arena seca, húmeda, viscosa y granulada.
Saber que existe solo la sencilla misión de caminar y ver, asumir que no hay ya que ser para luego hacer, para luego cumplir, para luego asumir, para luego deslumbrar o decepcionar. No, nada de eso. Solo alejarse, tomar distancia y a la vez ser uno con el todo.
Olvidar aquello que llamamos confusión, por que todo eso es inventado, y solo puede ser expresado por esta viciosa simbólica a la que adhiero y me hago adicto, aunque claro, sin culpa alguna, pues si opto por conservar una pequeña parte de conciencia será para darme cuenta de que aun puedo comunicar por medio de estas palabras.

No sé ahora ya nada, la verdad no sé si luego lo sabré. Tal vez la respuesta este aquí conmigo, o en el desierto florido, en la arena de la costa o en los ojos de aquella a quien aun no conozco.
La vedad es que el tiempo me ha susurrado que la respuesta hoy ya no es tan necesaria, y aun para mi sorpresa creo que le estoy comenzando a hacer caso.

martes, 2 de junio de 2009

Por estos días


Hoy te he vuelto a leer, a mirar en lo profundo de nuestro enlace imaginario.
Los días han pasado, es cierto, y así “he querido” que suceda, tal vez con la vana esperanza de pintarte de blanco y así disimularte con lo cotidiano, y reencantarme con aquello.
Hoy te miro, pero no estas presente, imagino que sonreirás con la alegría agobiantemente normal…….la verdad es que espero que así sea.
Se me ocurre por travesura que cada noche te sueño, pero he optado por olvidar, la mayoría de las veces, pero ya tú sabes, el espíritu y la consigna masoquista me llevan a dejar el espacio para traspasar lo onírico y así verte.
¡Que enfermo!, y obsesionante este espacio vital, y sin embargo hermoso, es el más bello por que sin sentirte te toco, por que sin hablarte me contestas. Son los extraños juegos de la imaginación los que hacen vivir esta realidad diversa, construida y ambiciosa, digna de la utopia jamás pensada, con aromas cítricos y mentolados.

Sigo pulsando, y eso es lo más terrible, y lo más sublime, sigo pensando que las maldiciones existen, y que también, no son eternas (como dice el dicho), sigo y sigo y sigo y sigo, bueno, y con todo lo demás, creo no saber poner las palabras en potencia, pero la idea se entiende.

Como las palabras ya lo habían dicho antes, habrá que dedicarse a salvaguardar la energía de vida, y seguir luchando por los otros sueños, y las otras utopías. Arrimarse a la regla de la indiferencia, y no soltarse de ella. Levantar la bandera de la dignidad, y mostrar la materia con la que nos fuimos haciendo, hasta que el tiempo nos demuestre que las opciones fueron las correctas, las palabras fueron las precisas y que el dolor valió lo dolido.