martes, 23 de junio de 2009

Descubriendo


Las palabras fluyen, resuenan con una cadencia diferente. La música y la armonía son azarosas, distintas y especiales, con olor a cigarros y caminos después de la lluvia.

Solo me pierdo, y elijo perderme, en un sin final, vagabundo y errante. Y es que es esto la facinación que me emboba, solo no hay explicaciones, solo palabras, vida, encuentros, desencuentros anécdotas y tensión.

Ya no espero, solo siento. Miro el alejarse y el encontrarse, en un juego que inacaba, haciendo de la gélidas noches, una primavera surrealista, hermosa y entrañable.

Hoy vuelvo a sonreír, y aun con las pocas fuerzas, vuelvo a intentar ordenar el caos, y es que creo que no hay sueños que no se sueñen, ni besos que no se merezcan.

(bad person)

No hay comentarios: