miércoles, 17 de junio de 2009

La ola y el mar (o de la incoherencia)


Llueve, y lo precario de este lugar me recuerda la fragilidad que eres.
Con palabras a la distancia te siento, te reconozco y te percibo, te vuelvo a tocar y abrazar. Es entonces que reconozco que yo no soy, que no seré, que soy aspirante a lo que no hay, y es que con todo no es suficiente.

El error me inquieta, me demora y me enlentece, veo lo absurdo de este instante, de este devenir incoloro, y de mis lágrimas en sequedad.

Pretenderé hacer lo que no quiero, aunque, claro, quien sabe, quizás solo por travesura soltare todo, me alejaré dejando atrás lo arrastrado, lo prohibido y lo enjuiciado.

Reiré de mi sonrisa arrítmica y maldeciré la negra masa que aun tengo en el pecho, condenando a la muerte su obstinación.

Y es que en el fondo la confusión es contagiosa, y a ratos buena conversadora, aunque como se sabe, incoherente como ella sola.

(mala persona)

3 comentarios:

··· Chun.Lii dijo...

los errores a veces asustan... sobretodo la posibilidad de volverlos acometer...
hablar con las confusiones tiende a ser interesante cuando la conversación es corta, pues a la larga se torna aburrida, y solo nos trae un gran dolor de cabeza.. el no saber que camino tomar, el sentimiento que esto produce, la deseperaci{on en la que nos vemos es una de las peores cosas que un ser humano puede sentir, vivir en la angustia, en la duda si esta obrando bien o mal, si se es o no engañado... eso es algo que si se extiende se vuelve hasta una sencación casi enfermiza.

sabes algo, me agrada leerte, no swe porque pero siempre encuentro aquí exactamente como me estoy sintiendo =)

saludos :)

Guevarita dijo...

(buh primero que todo maldito blogger que no deja ocupar el código pa tachar palabras!! .. lo q quería poner como tachado lo pondré en cursiva y [ ].)
----------------------
Ya venía yo a pedir unas palabras... muchos días pasando x acá sin encontrar letras 'nuevas', pero igual he vuelto a leer cada vez que paso. No sé bien con qué sentido. La costumbre de mirar en silencio por el cerrojo, no sin querer ser vista; pero es tan poco lo que puedo de decir e incluso así equivocarme, que finalmente [opto por no decir nada] no digo nada.
Te había dado las llaves para que vieras [el] mi mundo desde mis palabras, como no las tomaste, cambié la cerradura y te avisé que está abierta la ventana, espero hayas visto la nota y te des una vuelta x ese lugar.
-----
(lo sé no comenté acerca de tu nota, no hay forma de q lo haga)
cariños, un abrazo grande y de adeveritas!
(duda: ¿quién es mala persona? ¿la confusión? si es a ella a qn te refieres creo discrepar. Aunque no demasiado, si no es de aquella de quién hablas, entonces tal vez te apoye o te dé la espalda :P)

HelmouD dijo...

lo que hacemos define lo que somos...

Siempre un honor mi hermano, siempre con honor