domingo, 19 de julio de 2009

Vértigo



Quiero pensar que las manos seguirán ahí, que mi aliento seguirá constante y furibundo cuando sea necesario.
Quiero sentir el sol nuevamente, que las flores atiborren mi nariz y que las cosquillas nuevamente estarán, esas que se implantan como la regla que señala los umbrales a la experiencia pura, esa que en palabras es basura.

Quiero saber que lo que pasará sera para mejor, y no entender aquello como la respuesta semi automática que me doy de cuando en cuando, y que aun doy a quien creo que de verdad le resultará, así que damas y caballeros no es necesario dudar de mis dichos.

Sin embrago, hoy he de confesarme y declararme en estado de pánico y vértigo absoluto, creo lograr ver una luz cálida en el fondo del precipicio, pero aun no estoy seguro, y creo que realmente nunca lo estaré de aquello. Mi salto realmente será y puede ser lo más estúpido o lo más valiente que se pueda hacer.
Quien sabe, y por último,dos puntos de vista pueden ser igual de validos.

Solo sé que en esa luz, ya el paisaje no será el mismo, los sabores de antaño sabrán ahora un poco más rudo, y tal vez un poco más agrio, eso que cuando niños probamos de pura inocencia y rechazamos al instante. Pues bien, ahora siguen con su mismo amargor, pero ya no saben tan repelentes, y tal vez ya el gusto sea el inmediato el necesario y el "correcto".

.....erase una vez un niño, que vivió muchos sueños, mas un día despertó y supo que era necesario levantarse abrir la cortina y comenzar a luchar, pero a luchar de verdad, ya no desde lo onírico, y que esos maravillosos colores que antes imaginó, ahora Debian ser creados, ¿por él?, ¿por otro? quien sabe, tal vez sea solo necesario señalar el camino.

jueves, 9 de julio de 2009

…..y el pecho susurrando.



Gira el sol, y así mismo giran las ideas sobre lo que es y lo que será. Y es que no hay presente sin pasado, siempre lo supe, pero aun cuando el diseño este claro, los tintes de este se difuminan, tal vez por que se hace imperiosa la tarea del olvido, o por que el presente y sobre todo el futuro se hacen imprescindibles.

Sin embrago algo ha cambiado, ya las astucias no son las mismas, y las estrategias son cosa abandonada.
Y esto no es por olvido, sino (creo) por opción.
Ya no espero
ya no programo
ya no coincido ni me adhiero
solo espero
no fuerzo
no empujo ni impulso.
Solo eso, esperar el devenir, tratar de mirar lo que se presenta con el encanto de un niño que conoce por primera vez, con la candidez que nace y no sé hace.
A pesar de esto el mundo te golpea, te refriega en el pecho el cemento estable y “real”, poniendo a lo flexible como lo incomodo e indeseable, por que, claro, es “necesario” definirse y establecerse.
Es entonces que el ahogo viene, y la desesperanza asoma. No hay otra salida que “dejar todo y largarse, que maravilla”, y vivir en la nostalgia constante y abarcativa de cada espacio, de la mesa y los tres pisos, de la guitarra y su atril, de los sorbos de té con canela e hinojo, con sabor a viceroy doliente.

Ya queda menos, el sol nuevamente emergerá desde su escondite, yo estaré aquí, donde siempre, recostado esperando a que me venga a buscar, no esperando mucho, aunque tal vez demasiado.

domingo, 5 de julio de 2009

Desde la ventana



¿Serán los oscuros días, o las restricciones autoimpuestas?
¿Serán la hojas que vuelan y trastocan el sendero?
¿Serán las manos fantasmales que blasfeman mi rostro, o los labios transeúntes?
¿Serán las malas opciones, las cuerdas que aprisionan la garganta de quien siente el peso de la lastimera vida?
¿o será acaso la calma que sienten los oídos al presenciar la nueva-vieja canción de Silvio?

La respuesta, esta, donde la quieras ver, en la razón perfecta e inventada, en quien todavía no aborda el tren hacia "Geronimo Michael", pasada "la desilusión", entre el "rey de los webones" y el "descontrol".

La respuesta es escoria creadora de vida, es el maquillaje de lo perverso, de la nueva idea con sabor a quien sabe donde con aderezos de quien sabe cuando.

Y, es que respirar aun continua siendo arduo, y la muerte, aunque lejana, ya es conocida de algunos, e intima de otros.

Simplemente, el tiempo no esta a favor de los sueños......

miércoles, 1 de julio de 2009

La Nueva Calle



Todos los días son la secuencia perfecta,
la precisión intangible, y la elección azarosa.
Y sin embargo las hojas hablan y las luces dibujan.
Muestran las señales de lo diverso, de lo no gris, de la alegría contagiosa, del ardor desenfrenado, el desorden armonioso y la variedad necesaria.
Y el mundo vuelve a ser mío, tuyo y del de al lado, volvemos a hacerlo a nuestra imagen y semejanza.
Ya no somos lo que nos dijeron que deberíamos ser, sino que lo nuevo y singular de cada una y cada uno de nosotros.
La incertidumbre es la mejor aliada en estos casos, y los vacíos nuestro mejor lugar, el mundo fallecerá y reencarnará en lo que nosotros dibujemos, y la canción dirá las rimas de la nueva realidad.
El amor ya no será mortificado, sino libre, sin contratos, sin cuerdas que señalen la opresión del sentirnos seguros, y es que la inseguridad mirará hacia el pasado, y tal como el caballo de la carretela, no podrá cambiar la dirección de su mirar.
Ven a construirte, a olvidar lo olvidable, y solo abrazar lo imprescindible……..y sabes, esos somos nosotros.