domingo, 19 de julio de 2009

Vértigo



Quiero pensar que las manos seguirán ahí, que mi aliento seguirá constante y furibundo cuando sea necesario.
Quiero sentir el sol nuevamente, que las flores atiborren mi nariz y que las cosquillas nuevamente estarán, esas que se implantan como la regla que señala los umbrales a la experiencia pura, esa que en palabras es basura.

Quiero saber que lo que pasará sera para mejor, y no entender aquello como la respuesta semi automática que me doy de cuando en cuando, y que aun doy a quien creo que de verdad le resultará, así que damas y caballeros no es necesario dudar de mis dichos.

Sin embrago, hoy he de confesarme y declararme en estado de pánico y vértigo absoluto, creo lograr ver una luz cálida en el fondo del precipicio, pero aun no estoy seguro, y creo que realmente nunca lo estaré de aquello. Mi salto realmente será y puede ser lo más estúpido o lo más valiente que se pueda hacer.
Quien sabe, y por último,dos puntos de vista pueden ser igual de validos.

Solo sé que en esa luz, ya el paisaje no será el mismo, los sabores de antaño sabrán ahora un poco más rudo, y tal vez un poco más agrio, eso que cuando niños probamos de pura inocencia y rechazamos al instante. Pues bien, ahora siguen con su mismo amargor, pero ya no saben tan repelentes, y tal vez ya el gusto sea el inmediato el necesario y el "correcto".

.....erase una vez un niño, que vivió muchos sueños, mas un día despertó y supo que era necesario levantarse abrir la cortina y comenzar a luchar, pero a luchar de verdad, ya no desde lo onírico, y que esos maravillosos colores que antes imaginó, ahora Debian ser creados, ¿por él?, ¿por otro? quien sabe, tal vez sea solo necesario señalar el camino.

1 comentario:

YO dijo...

..."señalar el camino"... ahí se complica todo, ahí comienza la acción, lo real, lo esperado o inesperado...
saludos bloggero amigo!!!
=)