jueves, 10 de septiembre de 2009

Con la brisa


A ti que no eres
a ti que no existes
y sin embargo eres, estas.
Eres una ilusión, una sensación que abraza, que esta con la tibieza de estas tardes, y en la suave brisa de flores de la calle impetuosa.
Y es que siempre has estado
nunca te has ido
tampoco has llegado.
Tu perfección es exacta, puntual, mágica y sencilla, todo lo cual se da en un instante, en un latido, en un parpadeo, en una exhalación.

El mundo dará sus vueltas ensayadas
la luna apaciguará las noches
muchos corazones terminarán rompiéndose
y yo seguiré
y tu seguirás,
yo siendo,
tu siendo,
yo respirando,
y tu soñando,
y tal vez de esta manera una extraña noche compartiremos un sueño en el que dos pájaros errantes coincidirán en la misma rama, para volar a quien sabe donde y quien sabe por cuanto.

2 comentarios:

YO dijo...

que bello escrito el que me estaba perdiendo por no pasar más seguido por aquí .....
un abrazo! querido artista....

Javiera dijo...

no te he comentado en esta nota, solo te había dicho lo mucho que me agrada, amigazo querido, encuentro tan genial la forma en la cual escribes, y este texto en especial, tiene algo así como la esencia de un sueño, de esos que al despertar dejan con la incertidumbre de no saber si ocurrieron o no... de esos sueños de los que no se quiere despertar...
un abrazo mi amigo querido, nos vemos el lunes