sábado, 2 de enero de 2010

Tu Susurro



Silenciosa, así te siento, silenciosa en la distancia
en la compañía
en los ojos hacia el cielo
ante el mundo transeúnte
ante la incoherencia conductual
ante la vida amarga.

Y es que no es respeto, ni falta de argumentos, sino la contemplación correcta y selectiva, compasiva ante un juicio que de vez en cuando se asoma, pero tú ya sabes que no se hace necesario.
Son imágenes de ti que van amarrando el pecho y la garganta, en un movimiento oscilante, ambivalente a falta de mejor digito, y es que nada podría ser tan extraño como el sentir de tu recuerdo y tu presente, allá lejano, y sin embargo se que ríes, se que ya no eres la que fuiste, tus palabras son por estos días de chocolate y no de los limones que amargan aún en estos días su lamentable existencia.

Mariposa………..…Mapolosa, conciente estas que de orugas ya fue suficiente, y el tiempo te va descubriendo como la alada que te designa, breve y delicada, bella por sobretodo, sigilosa……..….silenciosa, y en tu diario mutismo, que de imaginario se ha armado, se va remarcando la nueva-propia realidad, y ahora las palabras no son de bocas, no son de manos, no son de ojos, son de todo con todo, pues el tiempo me ha dicho y comentado que estas en el aire, y en su susurro yo respondo con el mismo mensaje…..Te Amo.